Información acerca de Yo Puedo Cocinar

Resumen

Yo Puedo Cocinar es un programa de cocina para los menores de seis años, que se filma en una cocina diseñada especialmente para ellos y tiene como objetivo lograr que los más pequeños se entusiasmen con la comida. Es presentado por Katy Ashworth, graduada en arte dramático. Cada episodio de 15 minutos presenta a cinco jóvenes aprendiendo a cocinar un plato divertido y sabroso. Katy les enseña cómo preparar el lugar de trabajo, a lavarse las manos y qué hacer con todos los ingredientes. Los niños se divierten mucho en el proceso, cantando, jugando y averiguando más acerca de la comida y su lugar de origen. Se trata de un programa enérgico que de seguro animará a los niños a querer empezar a cocinar.

Personajes principales

  • Katy – Es la presentadora y chef del programa. Ella siempre está sonriendo,adora cantar y mantiene su cocina ordenada, pero algunas veces también disfruta del desorden mientras cocina.

Beneficios educativos

Yo Puedo Cocinar ayuda a los niños a:

  • Sentirse entusiasmados con la cocina y los estimula a probar nuevos platos.
  • Entender más sobre salud e higiene, como lavarse las manos y mantener separados diferentes tipos de alimentos.
  • Escuchar, seguir instrucciones y realizar tareas simples.
  • Comprender de dónde proviene la comida.
  • Apreciar la alimentación saludable y aprender cómo crear platos saludables.
  • Aprender las técnicas de preparación de alimentos (cortar, pelar, hervir).
  • Desarrollar la coordinación visomotora siguiendo las recetas en casa.

Beneficios del sitio web y resumen

Elige entre cinco recetas diferentes online. Ellas están explicadas a un ritmo que puedes seguir, por lo que puedes hacerlas en casa, o puedes simplemente divertirte siguiéndolas en línea, exprimiendo un limón virtual, pesando ingredientes virtuales y revolviendo todo muy bien. ¡Definitivamente hay menos desorden cuando derramas los ingredientes online! Bien sea que hagas un plato en la casa u online, en cualquier caso tu hijo está aprendiendo algunas habilidades de la vida diaria (como hacerse su propia comida), mejorando su motricidad fina y ampliando sus habilidades numéricas.

Preparación para cocinar en casa

Estos son algunos consejos para ayudarte a hacer lo más agradable posible la primera experiencia de tu hijo en la cocina:

Superficie y área de trabajo Lo mejor es que la superficie de trabajo esté a la altura del niño, para permitirle que cocine parado. El niño no debe utilizar una silla para alcanzar el tope de la estación de trabajo; es mejor que use una mesa de picnic o una mesa de su tamaño. Involucra a tu hijo en la tarea de preparar el área de trabajo y mantenerla limpia por todas partes, de manera de que aprenda buenos hábitos desde el principio.

Equipo

Cuando se necesite un tazón, elige uno con capacidad de 1 ó 1,5 litros, de manera de que sea lo suficientemente grande como para permitir a los niños poner sus manos en las mezclas cuando sea necesario y suficiente para las pequeñas cantidades que ellos hacen.

Siempre usa un delantal para cocinar. Esto mantiene la ropa limpia y también evita que caigan a la comida las cosas que puede haber en la ropa, como pelos de mascotas.

Para ayudar a evitar que las recetas se peguen a la bandeja de horno, Katy usa papel de silicón para hornear y, a veces, aceite. Engrasar el papel de horno o el recipiente para evitar que la mezcla se pegue se puede hacer en general, usando aceite vegetal o aceite de oliva. Sin embargo, a veces se especifica el uso de aceite de oliva, ya que también añade sabor.

En la cocina de Katy, ella usa un rallador de usos múltiples que cuenta con un dispositivo adherente para que se pegue a la mesa. También puedes utilizar otros tipos de ralladores, pero ten mucho cuidado con los deditos.

Tendrás que usar las tijeras para cortar en trozos los ingredientes como el tocino cocido y las cebollas. Elige tijeras infantiles estándar de hojilla de metal y mantenlas sólo para uso alimentario en la cocina.

Utiliza siempre guantes para horno y recuérdale a tu hijo que estás a cargo del uso del horno y de todos los utensilios de cocina afilados.

El "método de dos cucharas" se utiliza en algunas de las recetas; esto significa tomar dos cucharitas, una de las cuales se llena con el ingrediente o mezcla, y la otra empuja el ingrediente o la mezcla fuera de la cucharita. La primera vez puede significar un reto de coordinación para tu hijo, pero con la práctica se hace mucho más fácil.

Las temperaturas del horno se dan para hornos de ventiladores, hornos eléctrico-estáticos y hornos de gas. Los tiempos de cocción pueden variar según el tipo de horno y el material del que está hecho el envase en el que se está cocinando. Por ejemplo, una cacerola de metal se calienta más rápido que una de cerámica, lo que reduciría potencialmente el tiempo de cocción.

Ingredientes

Siempre que sea posible, utiliza ingredientes frescos de temporada; lávalos y enjuágalos antes de su uso. Si no puedes encontrar los ingredientes frescos, en su lugar puedes utilizar productos enlatados.

Cuando se especifican huevos, son siempre medianos.

Sólo la receta del pan utiliza sal añadida. Esto es necesario para que la levadura crezca. Ninguna de las demás recetas contiene sal agregada.

Todas las recetas llevan incluidas el número de porciones y sugerencias para servirlas. El tamaño de la porción recomendada es adecuado para la mayoría de los niños de hasta seis años de edad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS